domingo, 17 de mayo de 2015

Haiku topic: "Lilacs"



I can sense purple
drifting over fields of silk
penetrating air


Puc sentir el púrpura
vagant sobre camps de seda
aire penetrant

By The Haiku Guys

Entremons, vesna




Te amo como no está permitido amar
Te amo a mares nocturnos
en la distancia, entre susurros.

Adoro dormir contigo
con locura
a mordiscos, con ternura.

Te amo física e intelectual (-mente)
a caricias que apenas rozan
a ratos y a destiempo,
a sabiendas que destrozan.

Te amo a risas
a golpes de mirada
fríamente, sensualmente,
a traviesadas.

Te amo suave, lento
vibrante, in crescendo
in-consciente,
cuando callo y cuando tiemblo.

Te amo a rabiar
a veces más, a veces menos
con fuego,
te amo en prosa y también en verso.

Te amo en todas las lenguas del mundo,
también lo dice mi mirada
tu eres y serás, siempre,
virtualmente, mi morada.


(En la torre de marfil, donde las palabras, hoy, se pasean por mis sentimientos)
Vesna, 2015

viernes, 2 de enero de 2015

Latch (Acoustic)- Sam Smith



You, you enchant me, even when you're not around.

Latch- Sam smith (Acoustic)

Idées d'il y a longtemps, souvenirs du maintenant




Otro día más que no está aquí. Ahora los días se hacen más largos y parece que el día "D" no llega nunca. Jamás me planteé ser una de esas tontas de las relaciones a distancia y ahora, mírame. No las tuve todas conmigo por un instante y, sin embargo, después de un año con esta tortura me sabe a poco. Masoquismo? Por supuesto. Y lo mejor de todo es que no lo cambio por nada. Já!

Y ya que confesamos tonterías me gustaría decir, ya que estamos, que me muero por amanecer con él, por llenar este vacío con su respiración. Mi cuerpo, mi cama, mis ojos le extrañan, le necesitan aquí. Y yo, tonta de mí, me pregunto que estará haciendo ahora y si oiré tu voz mañana. Cuanto echo de menos a ese realista, serio, que detesta los lunares y las cosquillas, a sus ojos (dios, ¡qué ojos!); a mi contraparte, mi medio limón, mi chico; a ti, Tú, que no sé cuando leerás esto.
Tú, que me acompañas en mis días, uno tras otro a través de una cámara (hasta qué punto es extraño una relación a distancia moderna...), hasta que el día de vernos llega. Y todo un año ya. Un año riendo delante de una cámara, llorando en los aeropuertos. Esperándonos. Y no nos cansamos ¿Pero esto qué es?

Al menos,y mientras esperamos que estas tonterías se acaben, cabe decir que duele menos ahora la espera, y cada abrazo (tan esperado) es más dulce de lo que se recuerda.

(8/9/2014)